Skip to main content
Explore URMC
menu
URMC / Encyclopedia / Content

Sarcoidosis pulmonar

¿Qué es la sarcoidosis pulmonar?

La sarcoidosis es una enfermedad poco frecuente. La causa es desconocida. Está relacionada con una causa inusual de inflamación llamada granuloma. Los granulomas son grupos de tejidos inflamados que pueden afectar el funcionamiento de los órganos. Con frecuencia, la sarcoidosis comienza en los pulmones y los ganglios linfáticos. Pero puede ocurrir en casi cualquier órgano.

La sarcoidosis en los pulmones se llama sarcoidosis pulmonar. Algunas personas tienen esta enfermedad junto con sarcoidosis en otras partes del cuerpo. Otras personas solo tienen la enfermedad pulmonar. En casos muy poco frecuentes, las personas tienen sarcoidosis en otras partes del cuerpo, pero no en los pulmones. La sarcoidosis pulmonar cambia la estructura de los pulmones. Puede afectar la respiración. A veces, la inflamación de los pulmones mejora por sí sola, sin tratamiento. Pero algunas personas tienen una forma agresiva de la enfermedad. Causa una pérdida crónica (permanente) de la función de los pulmones, incluso con tratamiento.

¿Cuáles son las causas de la sarcoidosis pulmonar?

Los expertos no saben qué causa la sarcoidosis pulmonar. La enfermedad es más frecuente en personas de ascendencia africana y escandinava. Algunos especialistas creen que hay bacterias, virus o sustancias químicas que pueden desencadenar la enfermedad. También puede ser genético. Es un campo que hoy en día se está investigando.

¿Cuáles son los síntomas de la sarcoidosis pulmonar?

Muchas personas con sarcoidosis no tienen síntomas. Probablemente no sepan que tienen la enfermedad. Puede afectar muchos órganos y causar distintos síntomas. La sarcoidosis pulmonar puede reducir la cantidad de aire que puede entrar en los pulmones y causar rigidez pulmonar.

Los síntomas pueden ser diferentes para cada persona. Entre ellos, se encuentran los siguientes:

  • Falta de aire que, a menudo, empeora con la actividad

  • Tos seca que no desaparece

  • Dolor en el pecho

  • Sibilancias

La sarcoidosis también puede causar síntomas no relacionados directamente con los pulmones, como los siguientes:

  • Cansancio extremo (fatiga)

  • Fiebre

  • Inflamación de los ojos y dolor, ardor, visión borrosa y sensibilidad a la luz

  • Sudores nocturnos

  • Dolor en las articulaciones y los huesos

  • Sarpullidos, bultos y cambios de color en la cara, los brazos o las espinillas

  • Ganglios linfáticos inflamados

  • Pérdida de peso

Muchos de estos síntomas pueden deberse a otros problemas de salud. Consulte con su proveedor de atención médica para obtener un diagnóstico.

¿Cómo se diagnostica la sarcoidosis pulmonar?

Además de la historia clínica completa y una exploración física, pueden hacerle las siguientes pruebas:

  • Radiografía de tórax. Esta prueba de diagnóstico por imágenes se utiliza para evaluar los pulmones y el corazón. Mediante las radiografías de tórax, se obtiene información importante acerca del tamaño, de la forma y de la ubicación anatómica de los pulmones, de los tubos respiratorios grandes (bronquios) y de la zona media del pecho que separa los pulmones (el mediastino).

  • Tomografía computarizada. En esta prueba de diagnóstico por imágenes, se usan radiografías y tecnología por computadora para crear imágenes horizontales del cuerpo. Permite obtener imágenes detalladas de cualquier parte del cuerpo, incluidos los pulmones. Estas exploraciones son más detalladas que las que se obtienen en las radiografías tradicionales. Se usan para diagnosticar enfermedades pulmonares, observar la progresión de una enfermedad y evaluar la respuesta al tratamiento.

  • Pruebas de función pulmonar. Son pruebas que sirven para medir la capacidad de los pulmones de introducir el aire a los pulmones y de expulsarlo. Por lo general, se hacen con aparatos especiales en los que deberá respirar.

  • Análisis de sangre. Se pueden usar para controlar la cantidad de dióxido de carbono y el nivel de oxígeno en la sangre, evaluar la función hepática y la renal, y buscar infecciones y otras enfermedades.

  • Broncoscopia. Se introduce un tubo largo, delgado y flexible (broncoscopio) con una luz en el extremo por la garganta y hacia los pulmones. Permite al proveedor de atención médica ver los bronquios, las vías respiratorias principales de los pulmones. Ayuda a evaluar y diagnosticar problemas en los pulmones. Se pueden tomar muestras de tejidos de los pulmones (biopsias) y hacer lavados pulmonares para eliminar células de los pulmones a través del tubo.

  • Lavado broncoalveolar. Se inyecta una solución salina estéril en los pulmones mediante el broncoscopio y luego se la succiona. La solución salina arrastra las células de las vías respiratorias inferiores. Luego, esas células se pueden mirar en un microscopio para encontrar signos de inflamación e infección. Este análisis permite descartar determinadas causas.

  • Biopsia de pulmón. Se toma una pieza pequeña de tejidos, células o líquidos de los pulmones para analizarla en el microscopio.

¿Cómo se trata la sarcoidosis pulmonar?

En general, el tratamiento se hace para controlar los síntomas. También mejora la función de los órganos afectados por la enfermedad. Los medicamentos con esteroides, como la prednisona, reducen la inflamación. A menudo se toman por boca. También pueden usarse otros medicamentos, como el metotrexato. Previenen los efectos secundarios relacionados con los esteroides. También se usan medicamentos distintos, como infliximab, cuando la enfermedad no responde a los otros medicamentos.

A veces, no es necesario ningún tratamiento. Cada tratamiento funciona mejor según la persona. A veces, se necesita más de un tratamiento. Muchos de los medicamentos que se usan para tratar la sarcoidosis suprimen el sistema inmunitario.

También puede unirse a un programa de rehabilitación que incluya educación, ejercicios y apoyo. Los casos graves de esta enfermedad son poco frecuentes. Pueden requerir terapia de oxígeno o, incluso, un trasplante de pulmón.

Información importante sobre la sarcoidosis pulmonar

  • La causa de la sarcoidosis es la inflamación. La mayoría de los casos se detectan en los pulmones y los ganglios linfáticos. Pero puede ocurrir en casi cualquier órgano.

  • La sarcoidosis en los pulmones se llama sarcoidosis pulmonar. Causa bultos pequeños de células inflamatorias, que se llaman granulomas, en los pulmones. Pueden afectar el funcionamiento de los pulmones.

  • No se sabe a qué se debe esta afección.

  • Los síntomas incluyen falta de aire, que a menudo empeora con la actividad. Otros síntomas frecuentes son tos seca que no desaparece, dolor de pecho y sibilancias.

  • En general, el tratamiento se hace para controlar los síntomas y mejorar la función de los órganos afectados por la enfermedad. A menudo se usan esteroides. También se usan programas de rehabilitación que incluyen educación, ejercicios y apoyo.

Próximos pasos

Consejos para ayudarlo a aprovechar al máximo la cita médica con su proveedor de atención médica:

  • Tenga en claro la razón de la cita médica y qué quiere que suceda.

  • Antes de la cita médica, anote las preguntas que quiere hacer.

  • Lleve a un acompañante para que lo ayude a formular las preguntas y a recordar qué le dice su proveedor de atención médica.

  • En la cita médica, anote el nombre de los nuevos diagnósticos y de todo nuevo medicamento, tratamiento o prueba. También anote las instrucciones que el proveedor de atención médica le indique.

  • Sepa por qué se receta un tratamiento o un medicamento, y cómo lo ayudará. Conozca los efectos secundarios.

  • Pregunte si su afección se puede tratar de otra forma.

  • Sepa por qué se recomienda una prueba o un procedimiento y qué podrían significar los resultados.

  • Sepa qué esperar si no toma el medicamento o no se realiza la prueba o el procedimiento.

  • Si tiene una cita de seguimiento, anote la fecha, la hora y el objetivo de esta.

  • Sepa cómo comunicarse con su proveedor de atención médica si tiene preguntas. Pregunte cómo puede comunicarse con el equipo de atención médica durante las noches, los fines de semana y los días festivos si tiene preocupaciones urgentes.

Medical Reviewers:

  • Andrew D Schriber MD
  • Jessica Gotwals BSN MPH
  • Marianne Fraser MSN RN